11 febrero 2008

Clase de empresariales

Queridas y queridos, hoy he empezado el máster y como soy así de generoso voy a compartir mis conocimientos adquiridos en la primera clase para que todos os podáis beneficiar de ellos. Además, como se acerca San Valentín, voy a aplicar la teoría empresarial a la de pareja (como las estrategias militares de Sun Tzu aplicadas a la empresa); es que yo soy así de altruista e interdisciplinar, no me deis las gracias.

Bien, a grosso modo, una empresa puede competir con otras de su mismo sector en tres aspectos… Pape, haz el favor de atender y deja de pasarte notitas con el chulazo de la segunda fila…

El primero de estos aspectos es el precio del producto ofrecido por la empresa. Cuanto más bajo sea el precio de un producto o servicio más clientes potenciales tendrá… ¿estamos de acuerdo? Pues no. Los clientes desconfían de los productos excesivamente bajos de precio, pues lo asocian a una calidad baja: así que niñas y niños, si queréis que adquieran vuestro producto para el día del amor quitaos el cartel de OFERTA de la frente. A nadie le gusta que le vean con un producto sacado de la zona de saldos y oportunidades, así que ponédselo un poco difícil a posibles compradores.

Sin embargo, lo contrario tampoco es bueno. Aunque un precio muy elevado se asocia a una calidad alta, como en las marcas de ropa de alta costura, no siempre es así y, además, no todo el mundo se lo puede permitir o piensan que no se lo pueden permitir. Por tanto, no vayáis de inaccesibles reinas del hielo ante toda la pista de baile porque os quedaréis con todo el stock intacto. Para todos aquellos a los que les cueste captar metáforas quiere decir que os quedaréis sin follar… Amanuense, ya eres mayorcito para reírte cuando el profesor dice palabrotas.

Mi consejo es que marquéis un precio competitivo. Ni muy bajo, porque atraeréis a compradores cutres o excesivamente consumistas que solo os querrán para saciar sus ansias del momento o snobs atraídos por una imagen de exclusividad que puede no ser la real.

El segundo aspecto por el que puede competir la empresa es el producto en sí. ¿Podéis ofrecer un producto novedoso en el mercado? ¿Algo que no se pueda conseguir en ninguna otra tienda? ¿Un servicio exclusivo y original nunca antes visto? La respuesta de nuevo es no. En este mundo ya está todo inventado y, a no ser que sepáis hacer el salto del tigre a la vez que recitáis a Lorca, es más de lo mismo siempre.

Pero no os preocupéis, que aquí entra el marketing. Presentad vuestro producto de la mejor forma posible para que el cliente os compre a vosotros y no a la competencia. Pero ojo, mejor que evitéis prácticas ilícitas o poco éticas como la publicidad engañosa. No pregonéis que os cuelga un aparato de 19 cm si luego son 17 (Quijote por favor, deja de salivar que distraes a los compañeros)… vale, sólo son dos cm de diferencia, pero el cliente se sentirá estafado y pensará (con motivo) que habéis podido mentir sobre las demás prestaciones del producto e intentará devolverlo. Mejor que presentéis vuestro producto de la forma más atractiva posible pero siempre dentro de la sinceridad. Resaltad vuestros puntos fuertes sin que parezca que estáis en una entrevista de trabajo. Es decir, dejad caer cosas de las que os sentís orgullos pero sin que se os vea el plumero… ejem, habrá que esforzarse en lo de ocultar el plumero, sobre todo tú, Canalla.

Ejemplo de lo que NO se debe hacer:
Cliente potencial: El otro día terminé los exámenes, qué descanso.
Empresario: ¿Sí?, ¿no me digas? Yo ya ni me acuerdo de cuando saqué mi última matrícula de honor porque me licencié hace dos años y claro, las calificaciones del master seguían el sistema de puntación suizo, es que lo hice en Suiza, ¿sabes? Lo compaginé con el equipo de snowboard, y me dio pena irme porque todos mis compañeros me querían follar siempre porque decían que soy una bestia en la cama…

Por último, una vez que el cliente se ha decido por vuestro producto es importante fidelizarlo. Si el cliente percibe que si deja de acudir a vuestra empresa o de adquirir vuestros servicios no pierde nada, mal rollo, porque a la mínima oportunidad acudirá a la competencia y sin ningún tipo de remordimiento. Así que tenéis que recordarle que lo que vosotros le ofrecéis es exclusivo y que no lo va a encontrar mejor en ninguna otra parte. Dicho con otras palabras: una vez conseguido el cliente, no os durmáis en los laureles.

Ahora bien, muchos empresarios sin escrúpulos no dudan en utilizar prácticas poco éticas para garantizarse las ventas (y no me refiero a las compañías telefónicas y sus contratos de permanencia), como es el caso de las prácticas monopolísticas. Aplicando este ejemplo al mundo de la pareja: esos empresarios serían aquellas personas que minan la autoestima de su pareja para subirse la suya propia e inducirle a pensar que si no están con él o ella, nadie más los va a aguantar, que sólo tienen una opción de compra. Esta es una práctica deleznable que ha de ser denunciada por cualquier consumidor que tenga conocimiento directo o indirecto de ella.

Para fidelizar al cliente nada mejor que tenerle contento a base de una buena atención personalizada de acuerdo con sus gustos y necesidades. Para eso se debe tener la voluntad de conocer a nuestro cliente, y nada mejor para conocer los gustos y necesidades de un cliente que escuchándolo, pero escuchándolo activamente… niños, esas risas… y de corazón.

Espero que estos consejos os resulten útiles… Pablo, a ti te he cogido manía y vas a suspender sí o sí, así que ya nos veremos en la revisión del examen, el viernes por la noche en mi despacho :P


[Vanilla Sky, A Thousand Miles]

Etiquetas: , , , ,

14 Comments:

Anonymous Paperboat said...

Qué conste que lo he leído, pero estoy a punto de salir del trabajo y ya te comento en casa. Por el camino pienso meditarlo. Espero que el chulazo no se haya hecho ilusiones con la notita. Yo sólo pretendía ponerle la miel en los labios (para los que les cueste entender las metáforas, esto quiere decir calentarle la polla).

Besos, querido maestro.

11/2/08 18:59  
Anonymous sonia said...

Esta claro que la fidelidad es importante en todos los casos y creer en el producto.
Tienes madera de profe ;)
Un beso.

11/2/08 19:14  
Anonymous Paperboat said...

Vale. Ya estoy. A ver. Resulta que, como siempre, tienes toda la razón del mundo. Actualmente lo de ligar se asemeja en demasía a un mercado de consumo. Con muchos productos, claro está, circulando. Algunos son buenos, otros son mejores, otros sólo tienen una campaña detrás. Ya sabemos. Todo se circunscribe a una exacerbada estrategia de ligoteo y de automárketing.

Sin embargo, para que una campaña de publicidad o marketing sea verdaderamente efectiva, ésta ha de dirigirse a un público objetivo específico, bien determinado mediante estudios de mercado. Hay productos que no interesan a según qué sectores de la población, bien porque no se sientan inclinados a adquirirlo o porque su poder adquisitivo no sea suficiente. Las estrategias de ventas no se han indiscriminadamente, tomando como foco al conjunto de la población, sino que delimitan sus posibles y probables clientes potenciales. Con esto quiero decir que en la actualidad, en el mercado que tan bien describes, el problema no está en el marketing del que hacemos gala la mayoría, que nos sabemos vender como el que más, sino en el hecho de que no destinamos nuestra campaña al público específico porque raras veces sabemos lo que queremos, a quién dirigirnos y quién cuenta en su haber con el poder adquisitivo necesario para quedarse con nosotros (muchos creen tenerlo pero, a la hora de la verdad, no pueden hacer frente a los gastos). Ése es el verdadero problema del mercado: que hay una oferta y una demanda excesiva y los potenciales clientes no priorizan, no establecen cuáles son las características más importantes para adquirir un producto u otro.

Además, el menú de degustación es tan amplio que pocos quieren quedarse con un sólo producto. No quieren tomar la decisión de elegir.

Este comentario no es apto para aquellos lectores que no sepan interpretar las metáforas :p

Besos miles, profe.

11/2/08 20:06  
Blogger makeitlast said...

uy pero todo ese marketing y lios que tiene que ver con traduccion? es para currar de traductor en una multinacional?
yo creo que deberias venir a sydney, se aprende mas...ademas te puedes poner moreno y comer mucho sushi barato sin morir!
ay te exo tanto de menos. nuestras convers malvadas!
un beso.

12/2/08 01:19  
Blogger J. said...

dos comentarios:

uno.yo (es que soy un romántico) pienso que es un bien giffen, por lo cual tu teoría no vale para nada ;-P

dos. profe..No se dice "a grosso modo" agghhh!! ahora me vas a coger manía..mejor me cambio de asignatura! :-P

ahora en serio..me ha encantado el post! y veo que aprovechas las clases!!
un beso

12/2/08 14:04  
Blogger Pau said...

Pape, me encanta cuando me complementas tan bien los posts, jejeje. Estoy por mandártelos antes para que los completes, jejeje. Por supuesto, de acuerdo con todo lo que dices :D

Sonia, entonces te apunto a las clases, ¿vale?

Makeit!, qué alegría saber de ti. Te debo un email. Pues nada, lo del máster es un buen complemento. Seguro que estás genial allí, pero ta me contarás mejor.

J, tienes razón, ante la duda debería haber comprobado la expresión correcta.

Por otra parte, el amor o la pareja es de todo menos un bien giffen... o por lo menos, yo no lo considero un bien inferior, que es una de las condiciones que darse en este tipo de bienes (de acuerdo con mi manual de economía).

12/2/08 15:48  
Anonymous Paperboat said...

ES que tú y yo estamos muy complementados, darling :D

12/2/08 21:03  
Blogger Hairblue said...

No te voy a mentir, antes de leer tu post he visualizado el video y ya no he podido leer la entrada, pensaba que hablando de parejas pondrias una canción de Iván Ferreiro.

13/2/08 00:22  
Anonymous Pablo said...

A mi no me gusta suspender nadita (jejeje) así q haré lo q sea para q el Sr. Profesor me apruebe!!

Ehm... el viernes x la noche?? Vale, de acuerdo... :p

Muaaaaaa tonto!!

pd1.- i'd walk a thousand miles, too!!

pd2.- dos días para teletransportación!!

pd3.- http://www.youtube.com/watch?v=3ahbE6bcVf8

13/2/08 09:42  
Blogger Pau said...

Of course, Pape, of course :)

Haiblue, ¿qué poca vergüenza es esa de decirme que ni te has molestado en leer el post? Esto raya el insulto :P

Pablo, así me gusta, que estés dispuesto a satisfaces las peticiones del profesor, jejeje

13/2/08 18:28  
Anonymous Anónimo said...

Pau, solo decirte que me ha encantado este post, eres el mejor!!! Isa

14/2/08 19:02  
Blogger J. said...

más que bien inferior..a mi me dijeron que era bien básico!

besos

15/2/08 09:27  
Anonymous Leocomentando said...

Muajajaja demasiado bueno, me acabas de enganchar a tu blog tío, dejare de presumir de mis sobresalientes en el primer trimestre de carrera! ;) ale mañana me empapo del resto d tu blog, con comentarios claro

21/2/08 02:25  
Blogger Carolus said...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese el libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde

http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china y japonesa:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

25/2/08 18:18  

Publicar un comentario

<< Home