10 febrero 2007

Mentiras de Comodidad

Como vi que a muchos os llamaba la atención el hecho de que utilizara mentiras de comodidad para vivir más cómodamente, voy a ahondar en el concepto para que no penséis que soy un mentiroso patológico. Hay momentos en los que no pasa nada por decir alguna mentira, pero no se trata de ser más falso que un bolso de ‘chacharel’ ni de ir por la vida con una sonrisa más falsa que la de una profesora de batuka.

Hay varios tipos de mentiras de comodidad dependiendo de la función que cumplan, pero la filosofía es siempre la misma, ahorrarse explicaciones y comidas de cabeza tanto por parte de la persona que miente como por quien recibe la mentira.

Por ejemplo. Pongamos que estás en casa en época de exámenes (un suponer simplemente) y llega tu madre que ha pasado la tarde fuera de casa y te pregunta:
-¿Has estudiado mucho?
-Sí, bastante.

Eso es una mentira de comodidad, porque a una madre no le puedes decir: No, he estado leyendo blogs y masturbándome mientras veía pelis porno de sexo interracial. Más que nada porque si suspendes no le podrás venir con la excusa de que era muy difícil.

Porque si se miente se miente bien, nada de medias tintas y buscar palabras ambiguas para salir del paso. Porque si la persona es un poco espabilada nos pueden poner en un compromiso:

-¿Te gusta mi camiseta?
-Eh… es graciosa –por no decir que es horrible. Sin embargo, la otra persona que no se ha quedado contenta con esa respuesta insiste:
-¿Cómo de graciosa? Del tipo graciosa-jeje pero quítatela y vamos a follar o graciosa como si a un cerdo le pusieras un tutú.
Y como no sea lo primero, a ver qué le contestas… hombre se puede elegir la opción ‘sinceridad absoluta: de perdidos al río’ y contestar algo así como:
-Quería decir que era fea de cojones, pero intentaba ser amable.
De todas maneras, si queremos conservar nuestra integridad física y moral es mejor decir algo así como:
-No está mal, pero no va mucho con tu rollo.

En el fondo hay que hacerlo por la otra persona. Yo me pongo en su lugar y pienso: si fuera yo, preferiría que me dijeran ‘no va mucho con tu rollo’ a ‘no me la pondría ni para limpiar un establo’.

Ejemplos como los anteriores se no ocurren a todos y todos usamos todos los días mentiras de comodidad. Pero de entre todas ellas mi favorita es una que sale automática:

-Hola, ¿qué tal?
-Bien, ¿y tú?

13 Comments:

Blogger lallamada said...

"he estado leyendo blogs y masturbándome mientras veía pelis porno de sexo interracial."

"Del tipo graciosa-jeje pero quítatela y vamos a follar..."

te ha salido un post muy sexual... que te ronda la mente, newman? y no me sueltes una mentira de esas que sabes que a mi no me la cuelas aunque a veces lo parezca.

10/2/07 17:01  
Anonymous diegodelmar said...

este post me ha gustado mucho horchataboy, xo lo de las pelis pornos es de esas cosas q es mejor no leer...
un beso

10/2/07 17:01  
Blogger Pau said...

Lallamada: ¿cómo que que me ronda por la mente? Es obvio.

Diego: Lo ves, tu comentario ("xo lo de las pelis pornos es de esas cosas q es mejor no leer...")demuestra que las mentiras de comodidad son necesarias, o al menos las 'omisiones de comodidad'.

10/2/07 17:04  
Blogger IpSSeN said...

a mi me encantan las mentiras por comodidad. Hay que tener su gracia al contarlas y saber contarlas.

10/2/07 17:21  
Blogger koeps said...

No hace falta que le mientas a tu madre simplemente dile:

Estoy descansando la mente, porque estoy agobiado hasta más no poder, leo unos blogs para descansar y la masturbación es asignatura troncal obligatoria para rendir bien ;)

10/2/07 20:38  
Anonymous Anónimo said...

Creo que soy una persona muy sincera, pero a veces, como dices tú, por comodidad, mientes.

También depende del grado de confianza (a un amigo le diría que le queda mal) o el estado de humor de esa persona (me hago el sordo y no sé que narices me ha preguntado)

Son muchas variantes. Aunque la de nuestras mamis, esa es verdad, aunque no me pajee porque me lo tengo prohibido durante una temporada.

11/2/07 01:04  
Blogger absolut said...

hummmmm tambien le podias haber dicho a tu madre "me hago pajas porque en epoca de examenes no tengo tiempo para hacer deporte" xDDD

Besitoooos!

11/2/07 01:17  
Blogger ekiots said...

esto no es una mentira de comodidad.... te he imaginado masturbándote mientras veías una peli porno de sexo interracial.
en ese momento mugalari me pregunta: dónde estás???... y yo le contesto: me he ido de viaje.... ejem...

11/2/07 04:10  
Anonymous porvosmuero said...

muy bueno lo de las mentiras por comodidad, la respuesta a la madre la he utilizado mucho yo jajajaa.. asi me veo de peon jaja
un besazo

11/2/07 16:29  
Blogger Pau said...

Ipssen: está claro, que hasta mentir bien es un don.

Koeps: No tengo esa asignatura... ¿qué estudias? Porque me cambio de carrera pero ya, jeje.

Cyclon: ¿y eso que lo tienes prohibido?

Absolut: sí claro... deporte, ejem.

Ekiots: Uhm... ¿me estaré convirtiendo en un sex-symbol? jejeje.

Porvos: es que está todo inventado ya.

11/2/07 20:54  
Anonymous ruben said...

toda la razon... hay qutilizarlas, son muy necesarias. cuanto nos salvan!!! y lo qconsuela pensar eso de: "te miento por tu bien, sino te comerias la cabeza" xD


bye!

12/2/07 01:17  
Blogger Hairblue said...

Me parece que cada vez uso menos mentiras de comodidad, de ahí mi incomodidad cerebral... Será mejor crearse un buen cojín piadoso para estar agusto.

12/2/07 01:48  
Blogger Not for sale said...

A mí me gusta más la de:
- ¿En qué piensas?
- En nada.

Tan simple y tan complejo a la vez. A los 2 se les queda siempre cara de tontos.

19/2/07 20:16  

Publicar un comentario

<< Home