11 marzo 2007

Coloso

Este chico tan buen mozo se llama Piotr Nicolievitch Rasputín. Nació y pasó los primeros años de su vida trabajando en una granja comunal en Siberia junto a su familia. Un buen día, vio como un tractor se dirigía sin control hacia su hermana pequeña Illyana. Interpuso su cuerpo entre la pequeña y el vehículo y no pasó nada de nada porque todo su cuerpo se había transformado en ‘acero orgánico’.
Fue así como descubrió sus poderes mutantes. Más tarde, el profesor Charles Xavier le reclutó para formar parte de la segunda Patrulla X y de dio el sobrenombre de Coloso.

Cuando se transforma, Coloso posee niveles de fuerza y estamina sobrehumanos y es casi invulnerable al daño físico. No le afectan ni balas de gran calibre, ni las caídas desde mucha altura. Tampoco las descargas eléctricas, ni el frío o calor extremos; ni siquiera algunos ataques mágicos. Además, en su forma blindada no necesita comer, beber o respirar. Todo esto, hace de él un guerrero temible en el combate cuerpo a cuerpo.

Se me olvidaba un pequeño detalle. No le hace falta blindar todo su cuerpo. Coloso tiene la capacidad de transformar partes aisladas de su cuerpo, como el torso, los brazos o las piernas. Esto es lo que me parece más práctico de todo.

¿Podrá también blindarse corazón a voluntad? A veces me gustaría poder hacerlo… transformar el corazón a mi antojo.

Hay situaciones en las que me gustaría no sentir, momentos en los que querría convertir mi corazón en uno de acero orgánico para no sufrir y que no le afecten ni las balas, ni el frío ni el calor. O blindarlo para que no necesite comer, beber o respirar.

Sin embargo, otras veces necesito desahogarme y no puedo. Es entonces cuando me gustaría poder dejarlo en su forma carnal y así permitir que la sangre mane de las heridas y purgue el dolor.

De todas formas, aunque a veces lo intente, no tengo los poderes de Coloso.

Etiquetas:

12 Comments:

Blogger Hairblue said...

Lo siento, pero los corazones sólo pueden estar en forma poética inmaterial, te lo digo desde la sapiencia.

12/3/07 00:44  
Anonymous Dafne said...

Si consigues un corazón así cuéntanos la fórmula, que yo también quiero

Un beso

12/3/07 01:10  
Anonymous porvosmuero said...

prefiero sentirlo siempre. si no sientes el dolor no sabras cuando no te duele y cuando te goza dealegria y pasion.. tendra algo de bueno sentirlo todo. aunq a veces el dolor sea tan insoportable que necesites esa coraza de quita y pon.
un besazo

12/3/07 07:34  
Anonymous quijoteexiliado said...

Joer, querido pau. Como me mezclas los Xmen con estos sentimientos!!

Q post más friki a la vez q sentimental te ha quedado! Como me gusta!!

Pos nada, a veces nos gustaría tener esos poderes pero tenemos q conformarno con lo q somos y aprender a vivir con ello.

Besos!

PD: Si consigues los poderes de Coloso espero q no te de por hacer lo mismo q él y reventar en la atmósfera para difundir la cura del virus del Legado

12/3/07 11:48  
Blogger lallamada said...

todo es cuestión de práctica... has probado a tirarte delante de un tren a ver qué pasa?
de todas formas yo creía que tú (y tu corazón, of corse) eras de acero blindado...

12/3/07 16:04  
Blogger absolut said...

q pasaria si hubiese un mundo lleno de "colosos" no kiero ni pensarlo...

12/3/07 21:26  
Blogger Pau said...

Hairblue, ¿también eres cardiólogo? :P

Dafne, no te preocupes que haría un post al respecto.

Porvos, hace poco oí que el dolor es necesario porque nos avisa que algo va mal, así que tienes razón.

Quijote, si tuviera la oportunidad de difundir la cura de un virus me gustaría atreverme a hacer lo mismo.

Lallamada, a veces sí, otras no. Probaré con el tren.

Absolut, no sé... a lo mejor todo sería más fácil. Pero no tan bonito.

12/3/07 21:54  
Blogger ekiots said...

al corazón hay que dejarle que marque a su manera la vida.... para bien o para mal.... es lo que nos hace sentirnos vivos..

13/3/07 00:13  
Anonymous diegodelmar said...

yo si puedo blindarlo...
xo claro un superheroe nace no se hace...aunq tu eres horchataboy...y tu poder es otro:
derretir corazones.

besos

13/3/07 01:10  
Anonymous rubencio said...

tu tienes mejor poderes qcolos, esta claro!!! qte envidie el a ti jeje


bye!

13/3/07 21:20  
Blogger Pau said...

Ekiots, ya pero... jo.

Die, que cosas tan bonitas me dices, jeje.

Rubencio, y si ya tuviera sus pectorales sería la leche.

14/3/07 13:43  
Anonymous Anónimo said...

Sería bonito.
Blindar el corazón. Conseguir que todo lo que pueda hacerme daño, conseguir que no penetre dentro de mí, dentro de mi alma.
Blindar también el alma, el espíritu. Aunque al fin y al cabo es todo lo mismo... son matices lingüísticos o poéticos.
Es mejor blindar, hacer que las cosas, los sentimientos que nos puedan herir no penetren, que tener que curarlo luego. Porque las curas siempre son parciales, y la convalecencia suele ser larga y penosa.
No valen las medicinas generalmente. Y no vale para cada uno, lo que ha valido para el de al lado. Hay que buscar un camino propio, unas respuestas únicas. Qué no están escritas ni siquiera dentro de cada uno. Hay que irlas escribiendo.
Pero lo malo... es que la siguiente vez que nos toque... tampoco valdrán... Habrá que buscar nuevos caminos, nuevas palabras... nuevas mentiras.
Y llorar... puede valer. Puede servir como analgésico. O gritar. O pegar puñetazos... Pero es tan difícil... ¿Dónde lloramos? ¿Cuándo? ¿Solos? Suele ser más efectivo cuando lo haces en compañía... pero... ¿con quién? Sin que salga corriendo, claro.
Porque Coloso, no es más que lo que el mundo quiere que todos seamos. Si tenemos un amigo que sufre, que llora... a la tercera diremos.. ¡Qué lata! O si en un blog leemos un día tras otro que el que lo escribe está fatal... que no puede salir de su estado depresivo. Que no puede cambiar la tendencia de negatividad en su vida... Vas viendo como la gente que le comenta le va abandonando... y lo comentas con alguno y oyes eso de... siempre lo mismo... ¡qué aburrido!, está así porque quiere... Como si cuando estamos deprimidos o tristes lo elegimos nosotros y pudiéramos elegir.
Yo necesitaría una coraza de esas. Para protegerme de las cosas malas, de las tristezas, de los sentimientos negativos... y así no tener luego que buscar gritar, llorar, desahogarme.
Pero va a ser que necesito llorar, gritar, pegar a alguien o a algo.

Un beso.

15/3/07 12:52  

Publicar un comentario

<< Home