21 mayo 2007

Reposición:Realidad y Ficción

Sigo intercalando reposiciones y así dejo ya los post crípticos que sé que os ponen un poco de los nervios. Por cierto, me hizo mucha ilusión recibir un comentario anónimo, jejeje, si eso mándame un mail a la dirección que aparece a la derecha de la pantalla y dime quién eres ¡porque me muero de curiosidad!
El siguiente post fue un juego que me inventé. Si alguno se sabe la respuesta del blog anterior ¡que no la desvele! Aunque como me di cuenta, soy tan transparente que la gente al quinto post ya me había calado, jejeje.
Como es larguito os pongo la canción aquí y así os lo amenizo, si es que estoy en todo.
Juego: realidad y/o ficción
Haciendo un paréntesis en mis reflexiones sobre los pecados (estoy empezando a coger complejo de pastor norteamericano) os propongo un juego: voy a contar una historia completamente cierta… hasta un punto en el que me la empezaré a inventar, el que quiera puede participar y opinar donde acaba la realidad y empieza la ficción. Luego daré la solución.
I. El enfermero Estuve yendo una temporada a un centro de salud a curarme una herida, nada grave pero un poco molesto, pero ahorraré los detalles por si hay gente a la que le resulta desagradable la sangre, jeje; Sólo diré, para los más gores que había de por medio tijeras afiladas, betadine, antibiótico en pomada y nitrato de plata abrasando el tejido de granulación (quien acierte la dolencia premio extra, en plan número de serie, jeje).
Normalmente la enfermera era una chica majísima, estupenda y además muy guapa, me hubiera enamorado de ella de no ser porque no tengo costumbre de enamorarme de chicas, jeje. El caso es que un día mientras esperaba vi a un enfermero que me llamó la atención, era joven, tendría mi edad más o menos, no era guapísimo ni estaba buenísimo, pero era muy mono, y me molaba cómo vestía (los pantalones y las zapatillas, porque la parte de arriba es esa especie camisa blanca que usan y que tiene también su punto, jeje), le llamaremos Alfie. Ese día me curó mi enfermera estupenda y majísima y me fui a mi casa dolorido y pensando en Alfie, lo que mitigaba el dolor, jeje.
Al día siguiente volví con una amiga, y mientras esperábamos vi que Alfie también estaba en la sala de curas, yo ya estaba todo emocionado y rezando para que me curara él. Sale la enfermera y dice “Fulana de tal y detrás (mi nombre)”. Como había dos puertas y ella estaba de espaldas a una de ellas yo pensaba que se refería a que Fulana de tal entraba en la puerta donde estaba ella y yo en la que quedaba a su espalda y estaba… exacto, Alfie! Jejeje. Pero cuando entro él me dice: “no, es que tienes que esperar, vas detrás de Fulana” 0_0 ¡qué vergüenza! ¡tierra trágame!, y mi amiga partiéndose el culo. Total que salgo fuera a esperar a que me llamaran otra vez.
Me volvieron a llamar, al principio me iba a curar la chica, pero en ese momento la llamaron y se tuvo que ir (¡bien!) así que vino Alfie. Yo soy bastante cortado, pero decidí darle conversación a ver si me seguía el rollo y notaba que ahí había algo. Le pregunté si hacía mucho tiempo que trabajaba allí y tal, el chico al principio me contestaba muy majo, pero nada más, muy concentrado en no hacerme más daño del estrictamente necesario.
Yo no sé si fue por el dolor que no me permitía pensar con claridad, pero le solté:
-Qué guapa es la otra enfermera, ¿no?
-Sí, es mi novia.
Tras esa frase, automáticamente alguien con mi voz y mi apariencia respondió:
-No jodas.
Sí, creo que fui yo quien dijo eso, aunque aún me sorprende.
-¿Qué pasa, que te gusta? -dijo y se rió, sin maldad ni nada.
Yo pensé, mira de perdidos al río:
-No, ella no.
El chico puso cara de póker (no sé si lo pillo o ya pasó de mí) y me dio cita para el día siguiente. Si no hubiera estado blanco por el dolor, el color elegido por mi cara en ese momento habría sido rojo.
-Vale, gracias.
Y me fui. Cuando se lo contaba a mi amiga se partía, y no dejó de recordármelo en toda la tarde. Lo peor es que al día siguiente tenía que volver. ¡Para una vez que me lanzo hago el ridículo!
Pero bueno, allí que volví yo al día siguiente, eso sí con el ipod y las gafas de sol como un famoso intentado esconderse en vano de la prensa. Ese día la espera se me hizo muy corta y en seguida me llamaron, o eso me pareció. Yo tenía la esperanza de que no estuvieran ni Alfie ni la novia. Cuando entré a la sala de curas había otro chico, muy mono también (si hay alguien estudiando enfermería que me lea le deseo que encuentre trabajo en un centro de salud con gente tan maja y guapa como el mío, jeje), pero yo ya había escarmentado. Pensé que era mi día de suerte porque no estaba Alfie, pero… no, estaba, además el otro chico se fue y me atendió él.Me curó sin mediar palabra, yo había empezado a pensar que al salir del trabajo el día anterior se había pegado un golpe mientras se acostaba con la novia estupenda y había perdido la memoria, pero cuando acabó va y suelta:
-Oye, perdona por lo de ayer, pero no estoy acostumbrado a que liguen conmigo en el trabajo.
Me quería morir, me quería morir dos veces.
-De todas maneras –continuó- mi compañero es gay, si quieres te doy su número.
¿Dónde estaba la cámara oculta? Se suponía que tenía que contestar algo, pero se ve que mi Voz en ese momento había decidido irse de vacaciones.
-Déjalo, lo mismo él no quiere –por lo menos mi Voz había tenido la decencia de dejar un sustituto antes de irse de vacaciones: Hilo de Voz.
-No te preocupes, le conté lo de ayer y me dijo que te lo diera, lo que pasa es que es tímido.
Ya éramos dos.
-Bueno, vale.
Así que me apuntó el número del compañero en el papel de la cita y yo salí corriendo para no encontrármelo.
Al día siguiente, animado por algunas amigas (o más bien obligado) le mandé un mensaje para quedar. El chico era muy majo, se llamaba Roberto. Estuvimos saliendo una temporada y nos casamos, adoptamos un par de niños o tres, no me acuerdo bien, y al final me puso los cuernos con Alfie, que resultó que sí que era gay y me dejó.
Hala, a ver quien acierta donde acaba la realidad y empieza la ficción, pero recordad, a veces la segunda supera a la primera. ; )

Etiquetas: , , ,

20 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Creo que no me dio tiempo la otra vez apra participar en el concurso. ¿Puedo ahora?
Además, habrá premio... ¿o no?
Besos.

21/5/07 14:18  
Anonymous Anónimo said...

Ah! ¿Pero parte de la historia es ficción? qué ingenuo soy, me la había tragado entera...

Bueno, si tengo que arriesgarme, yo diría que la ficción comienza con... "qué guapa es la otra enfermera, ¿no?"

Un beso Pau...

21/5/07 17:39  
Anonymous donuttz said...

Hola!
He llegado rebotado de un comentario tuyo en el blog de ivan, y me he dado cuenta que tenemos muchos blogs en común jeje
Menuda historia a lo Anatomía de Grey ;) y menudo corte!! jejeje pero al menos el chaval fue sincero.. jeje
Yo creo que la realidad está hasta la palabra "nos casamos" :P Vamos, me encantaría que fuera hasta ahí... jeje
Un abrazo enorme Pau :)
P.D: mira que si voy a trabajar en tu centro de salud!!!! Que empiezo dentro de 3 días.... :P

21/5/07 17:56  
Anonymous donuttz said...

P.D: te he enlazado, que me has gustao! :D

21/5/07 17:58  
Anonymous Sísifo said...

Yo me creo hasta el "bueno, vale", lo demás es fantasía.
¿Se admiten apuestas?

21/5/07 18:36  
Anonymous Martí said...

Te comento por primera vez... Me mandaron la dire de tu blog hace un tiempo y empecé a leer todos tus posts. De hecho creo que leí todos los que pusiste antes del de aquel día hasta que no me quedaron y empecé a mirar los blogs de tus amigos...
Me encanta tu blog, de verdad. Y este post me parece genial! Ahora que ya he empezado a hablar... aprovecho para probarlo yo también: seré romanticón y digo que la ficción empieza con "Estuvimos saliendo una temporada...".
Vaya historia chaval... espero que me pase a mí :D

un saludo!

21/5/07 19:05  
Anonymous Paperboat said...

Yo recuerdo este post. De hecho creo que fue uno de los primeros que te comenté :p Los principios de nuestra relación, Pau, qué Bonitos. ¿Estás queriéndome decir algo? ¿Verdad que sí? Esto es una señal del destino... xDDDD

No desvelaré a nadie la solución final (creo que me sigo acordando, jejejeje).

Besos

21/5/07 20:11  
Blogger lallamada said...

uy es muy largo, asegurame que es bueno antes de que me ponga a leerlo o por lo menos interesante...

21/5/07 20:28  
Anonymous Anónimo said...

yo apuesto por "no, ella no"
¿y esto te paso de verdad?
un beso del lector ciber-enamorado

21/5/07 22:26  
Blogger Pau said...

Tato, por supuesto que hay premio. Así que ya sabes, date prisa en participar, jeje.

Anónimo, próximamente desvelaré la respuesta, jijiji.

Donuttz, en esa época aún no veía anatomía de grey, si no, hubiera metido más sexo, jejeje. Me alegro de que te haya buscado. Me he pasado por el tuyo y pinta bien ;)

Sísifo, me encantan las apuestas, jejeje.

Martí, ¿en serio te has leído todo mi blog? Guau, estoy impresionado, y halagado, jeje, muchas gracias. Pues nada, ahora que te has lanzado a hablar espero saber de ti de vez en cuando al menos!

Pape, mi coraçao, qué tiempos aquellos... cómo me gusta que captes tan bien las indirectas. UBFx2

Lallamada, la duda ofende. Si cuelgo una reposición es porque pienso que merece la pena.

21/5/07 22:33  
Blogger Pau said...

Anónimo, Pasó de verdad hasta un punto de la historia... ¿cuál? próximamente, jejeje.

21/5/07 22:34  
Anonymous quijoteexiliado said...

Como ya me sé la respuesta me callo como la puta q soy!

propongo como próxima reposición para tu canal, Ver-Ano Azul (la versión XY)!

21/5/07 23:22  
Anonymous ruben said...

hoy firmo xo no me leo el post ¬¬ (añadase a esto un emoticono de esos qnos gustan tanto a paper y a mi de "hombre ya") xDDDDD


bye!

21/5/07 23:51  
Blogger Pau said...

Rubén, eres tonto :P

Quijote, nunca me ha gustado esa serie y la versión xy me temo que tampoco me apasionaría mucho con un actor vejete haciendo marranadas con otros más jóvenes.

21/5/07 23:54  
Blogger salva said...

Niño hay veces en que es díficil diferenciar la realidad y la ficción, , hay veces que el deseo de que ocurra algo es tan grande que no miramos la realidad tal y como es, sino como nos gustarían que fueran las cosas y luego vienen las ostias.

NO sé donde acaba la realidad y donde empieza la ficción, pero tu post me ha recordado una sensación que con frecuencia se da en mi vida, se resume en una pregunta ¿Qué hubiera pasado si?, ¿No te ha pasado alguna vez que ante una determinada situación te hubiera gustado actuar de una dterminada manera y luego por miedo o por cualquier otro factor no has actuado como querías y te queda esa interrogación?.
Eso me ha recordado tu post, un acontecimiento de la vida real que no se ha dado como queríamos, que ha quedado en interrogación pero que nuestra imaginación ha continuado, materializando, al menos en parte, nuestros deseos, aunque luego ¡de happy end nada!, las ostias nos vuelven a la cruda realidad.
¡No somos nadie Pau! xdd.
Muy buen post.

22/5/07 08:23  
Anonymous yahoraquebonita said...

Me suena, creo q lo habia leido ya hace tiempo, seguro q me gusto tb entonces (vaya caraja q arrastro)

No es cierta toda la historia? q parte lo es?

En fin... un besito intrigada pq tengo memoria d pez

22/5/07 19:38  
Anonymous Anónimo said...

Pues me temo que la ficción, tu imaginación, tus deseos, o lo que sea... jijiji... empiezan cuando preguntas por la enfermera guapa... concretamente dónde con mucha decisión le preguntas... (qué ni con muchíiiiiiiiiiiiiiiisimo dolor creo que hicieras nunca...)
- Qué guapa es la otra enfermera ¿no?

Aunque a mí, no que más gracia me ha hecho es lo de los "dos o tres hijos... creo"... jijijiji... Como lean esto los encargados de las adopciones, no te dan un niño ni por todo el oro del mundo... jijiji.

Muchos, muchos, muchos besos.

22/5/07 20:21  
Anonymous ruben said...

me encantan estas historias... pero sinceramente, no te veo intentando ligar con el y dandole palique. igual algo hablasteis, pero a partir de lo de qwapa es la enfermera ni de coña!!!! xDDD aunq igual me sorprendes... ya me diras

y no, no soy tonto, solo un poco raro :P suerte mañana


bye!

23/5/07 02:18  
Blogger Pau said...

Salva, efectivamente esa es una sensación que se da con demasiada frecuencia.

Yahoraquebonita, supongo que te acordarías si lo hubieras leído, jeje.

Tato, ¿cómo que no me dan el niño? Si ya tengo dos... o tres, jejeje.

Rubén, a buenas horas, ejem :P

24/5/07 14:10  
Anonymous Iago said...

Yo creo que a partir de que pone EL ENFERMERO, todo lo demás es ficción... jajaaj Donde se han visto enfermos guapos? solo se mueren los feos, ajajajaja

Bezos.

24/5/07 15:25  

Publicar un comentario

<< Home